Invoco al verano

17 de abril de 2015

Acaba de llegar la primavera, y quiero que se acabe ya para que sea verano.

Mientras tanto, me conformaré mirando imágenes bonitas, láminas inspiradoras y creando.




Instagram es una gran fuente de inspiración. Encontré un faro hecho a crochet y me enamoré. Como no había patrón, decidí lanzarme a la aventura e improvisar uno, basándome en la lamina del faro de La tortuguita blanca.

Nada que ver con la imagen original. Ojalá se pareciera un poquito al de Carla.


Lámina de la tienda de La tortuguita blanca




Por supuesto no se parece... sólo en los colores. Si me lo propongo lo volveré a hacer intentando adaptar más la forma alargada, que no cónica.




Como no soy una experta, y no calculé la altura, las vueltas, etc., tuve que acabarlo antes.

Para hacer el tejadito, me tuve que inventar algo que no sabría explicar con palabras. Solamente podría explicarlo volviéndolo a hacer.


En esta foto me recuerda a un muñeco de nieve.



Yo que me lo había imaginado pequeño, esbelto y de portada de libro...



Seguiré intentado prender sobre tamaños y dimensiones, que estoy muy verde.




Aprovecho para deciros que Carla inauguró ayer su nueva tienda online, donde podéis encontrar la lámina del faro y muuuchas más novedades.

Facebook ´´ Pinterest ´´ Twitter ´´ Bloglovin' ´´ Instagram

4 comentarios:

  1. Aunque no te haya salido como tu querías, lo importante es empezar. Seguro que en este proyecto has aprendido algo que te servirá para el siguiente :)
    Deseando ver el proximo faro!

    ResponderEliminar
  2. oye!! pues aunque es mas cónico que cilíndrico, a mi me gusta mucho tu faro!!

    ResponderEliminar
  3. Pues te ha quedado bien gracioso!!! Me encanta!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me gusta mucho! Que valiente haciendo tu misma los patrones :)

    ResponderEliminar