#Washiwall 3

19 de enero de 2016

Uno de mis planes de noviembre era volver a decorar una pared de mi casa con washi tape.




No es la primera vez que lo hago. En el otro piso ya tuve dos paredes. La de la pajarita de papel y la de los pajaritos. Siento decir (ante esta nueva pared) que mi preferida seguirá siendo la pajarita. Estaba hipnotizada ante ella. Pero en esta ocasión no quería repetir.

Esta técnica nos puede salvar de dañar paredes, hacer agujeros, o dejarlas vacías. Para los pisos de alquiler, (con paredes lisas) es un puntazo, porque tienes la estancia decorada a tu gusto, y cuando dejas el piso, lo quitas, y listo. Además, si te cansa el dibujo, lo cambias cuando quieras.
Os aseguro que os costaría más decidir qué hacer que ponerse a hacerlo.

Y para demostraros que no es nada complicado, os lo he grabado en vídeo:








Espero que os guste mucho. A mí me encanta.




8 comentarios:

  1. woooowwwwwwwwwwwwwwwww me encanta!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito!! Y no se irá la pintura detrás cuando lo despegues?
    Que pena que mis paredes tengan gotele :(
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy mala tendría que ser la pintura y muy fuerte el adhesivo del washi. Yo, antes de hacerlo, hago una prueba.
      Igualmente, suelo pegar cosas en las paredes con washi. Y también funciona con gotelé, pero depende del celo

      Eliminar
  3. ¡Ostras que buena idea! Además me encanta tu diseño. Ahora solo necesito conseguir Washi negro jeje
    ¡Un beso enorme! MUAK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos rollos que he comprado en dos ocasiones lo hice en la tienda de 'la mar de washi tapes'.
      No tiene porqué ser negro, pero bueno, a mí me gusta bastante.

      Eliminar